Qué es el amaranto

El amaranto no es un alimento muy habitual en nuestras mesas, pero es ideal para añadir buenos nutrientes y para quienes llevan una alimentación vegana y buscan proteínas de origen vegetal de alta calidad.

Junto a la quinoa y el trigo sarraceno es considerado un pseudocereal.  Los pseudocereales tienen propiedades similares a las de los cereales aunque botánicamente no lo sean.

Comenzó a cultivarse en América hace más de 7000 años por los mayas, que la consideraban una planta sagrada.

La flor de la inmortalidad que es como los mexicanos antiguamente llamaban al amaranto, fue prohibido su cultivo con la llegada de los españoles, por ser ofrecido al dios azteca de la guerra y considerarse una ofrenda pagana.

Beneficios del amaranto

Actualmente se consume en México, Perú, Bolivia y aprovechan tanto las semillas como las hojas ricas en proteínas, vitamina A y C, aunque también contienen calcio, hierro, magnesio, manganeso, níquel, zinc, cobre, fósforo, sodio, potasio y ácidos grasos, en aminoácidos esenciales es bastante mejor que otras proteínas vegetales.

Las semillas contienen tiamina, niacina y germinadas son ricas en vitaminas del grupo B.

Su proteína es buena fuente de lisina, aminoácido limitado en los cereales y aporta el 25% de la proteína que necesitamos diariamente.

Su aceite es rico en ácidos grasos poliinsaturados como el omega 3 y 6.

el amaranto y sus propiedades

Podemos decir que es un alimento muy completo y que nutre perfectamente al cuerpo y el preferido por los astronautas en su dieta.

Excelente para bajar el colesterol, para afecciones gastrointestinales, diverticulosis, y para eliminar materia fecal. Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y el cáncer, a regular la insuficiencia renal (es un excelente diurético), a regular la insuficiencia hepática, osteoporosis, hipertensión arterial, cáncer de colon, diabetes (ayuda a fortalecer su sistema inmunológico, dar mayor cantidad de fibra)

Ideal para celíacos por no contener gluten.

Beneficioso durante el embarazo para la salud del bebé y la madre. Mantiene las reservas de calcio en la madre y en la correcta formación de los huesos en el feto. Previene la anemia y el estreñimiento durante el embarazo.

Incrementa las capacidades cognoscitivas, memoria, inteligencia, aprendizaje y capacidades físicas, por eso es muy recomendable en niños durante la etapa escolar y en autistas.

Cómo tomar el amaranto

Han de tener cuidado en tomar amaranto las personas con colon irritable porque puede producir irritaciones y diarrea, por el exceso de fibra que contiene.

Como es bastante denso, comerlo solo es bastante pesado y se suele mezclar con otros cereales para conseguir una consistencia más suave.

Su cocción es de 15-20 minutos. Se puede usar en sopas salsas, ensaladas, galletas etc.

Deberíamos tenerlo muy en cuenta en nuestra alimentación y la de nuestra familia.

Autora: Carmen Plumé
Experta en cocina y alimentación macrobiótica/en cocina y alimentación energética/Terapeuta Flores de Bach/Dietoterapia y Nutrición ortomolecular
carmenplume.com
https://www.facebook.com/carmenplumelacal
+34 606335775