Qué es el miso

El miso es un condimento terapéutico y nutricional, que se usa sobre todo en la dieta macrobiótica y la medicina tradicional china, pero también en cocina vegana y vegetariana.

Las propiedades y beneficios del miso son muy variados:

  • Es muy digestivo, que alcaliniza la sangre
  • Nutre el sistema nervioso
  • Regenera la flora intestinal
  • Desintoxica y ayuda a eliminar residuos tóxicos (tabaco, pesticidas, medicación)
  • Se aconseja para personas que trabajan muchas horas con el ordenador porque elimina también las radiaciones

el miso tiene beneficios muy variados

Como utilizar y consumir el miso

Es muy Importante que el miso no sea pasteurizado

En un proceso de pasteurización, debido a las elevadas temperaturas a las que se somete al miso, se desintegran gran parte de las beneficiosas encimas que contiene este alimento.

Miso para celiacos: Hatcho miso, Genmai miso o Shiro miso

En caso de ser celiaco hay que elegir entre las variedades de miso libres de gluten: Hatcho, Genmai o Shiro.

Es un alimento muy, muy concentrado, muy yang en términos macrobióticos, por eso es importante no abusar de él, respetar las proporciones al añadirlo a nuestras preparaciones.

Como usarlo: Nunca debemos cocinarlo a altas temperaturas, ya que de hacerlo así, se destruyen  muchos de sus nutrientes. Por eso lo añadimos siempre al final de las cocciones, calentándolo posteriormente durante unos segundos sin llegar a la ebullición.

indicaciones para tomar correctamente el miso

Variedades de Miso

Hatcho Miso

Es el más puro, elaborado únicamente a partir de la soja, el más proteico y el que alberga un sabor más intenso y salado.

Es variedad de miso con más propiedades terapéuticas, siendo utilizado con mucha frecuencia en el tratamiento de muchas dolencias y enfermedades de todo tipo.

Debido a su largo periodo de fermentación, su color suele ser de un marrón muy oscuro, de pasta dura y difícil de diluir.

Se utiliza para la elaboración de pickles de larga conservación o para preparar condimentos tan interesantes como el Tekka.

Es una de la variedades aptas para intolerantes al gluten.

Mugi Miso

De color algo más claro, es el más conocido y consumido. Su sabor es más moderado y su textura algo más blanda, lo que lo hace ideal para todo tipo de preparaciones.

Suele estar compuesto por soja y cebada, además de la sal y el kogi.

A diferencia del Hatcho, no es apto para intolerantes al gluten, precisamente por incluir entre sus ingredientes la cebada.

Genmai Miso

De fermentación un poco más corta y color algo más claro que los dos anteriores, se prepara a partir de la soja y arroz integral (genmai).

De sabor no tan salado como lo anteriores y de textura bastante cremosa y muy sencilla de diluir, siendo apto para celíacos al estar libre de gluten.

Shiro Miso

Llamado, «miso blanco» por su tonalidad clara, debido a su corta fermentación. Igual que el Genmai miso, también se compone de soja y arroz, en este caso el arroz utilizado para su elaboración no es integral, es blanco.

Más utilizado para la elaboración de postres, aderezos, cremas, sopas y otras muchas preparaciones.

Su sabor y textura son suaves al paladar y como carece de gluten, es apto para celíacos.

Tomarse un caldo o sopa de miso a primera hora de la mañana nada más despertarse, activa a nuestro organismo y nos vitalidad  para empezar el día.

Espero os haya sido interesante la información, y que os guste  la receta que os daré la semana próxima.

Autor: Carmen Plumé

Experta en cocina y alimentación macrobiótica/en cocina y alimentación energética/Terapeuta Flores de Bach/Dietoterapia y Nutrición ortomolecular

https://www.facebook.com/carmenplumelacal

+34 606335775