Hoy vamos a hablaros de la microbiota intestinal y para ello, comenzaremos explicando qué es. La microbiota intestinal es el conjunto de bacterias que habitan en el intestino y se forman a partir de los alimentos que ingerimos, por ello, la alimentación saludable es un rol fundamental para tener una adecuada microbiota.

Podemos diferenciar dos tipos de microorganismos que ayudan a mantener una microbiota intestinal saludable:

Probióticos

Son bacterias intestinales que:

  • Ayudan a que se produzca una correcta digestión de los alimentos.
  • Mejora el sistema inmunitario evitando que microorganismos dañinos crezcan.

Algunos de los alimentos ricos en estos probióticos son:

  • Yogurt: Un yogur natural, sin azúcar ni edulcorantes y si puede ser ecológico es una gran fuente de probióticos y proteínas además de otros nutrientes como calcio. Escogiendo preferiblemente el de cabra o el de oveja ya que son más fácil de digerir.

como mejorar nuestra microbiota intestinal

  • El tempeh: Es un alimento formado por soja fermentada cuya textura es parecida al queso fresco. Además es una gran fuente de proteína para veganos y vegetarianos.

probióticos

  • El kéfir de leche: El contenido de probióticos en el kéfir es algo mayor que en el yogur, sin embargo, la diversidad de microorganismos que aporta es mucho mayor.

Prebióticos

  • Son un tipo de hidrato de carbono no digerible que:
    • Sirven de sustrato a los probióticos.
    • Su función es reforzar el sistema inmunitario favoreciendo el crecimiento de bacterias beneficiosas evitando las patógenas.
    • Ayudan a absorber algunos minerales como el calcio y el magnesio.
    • Ayudan a reducir los gases y favorecen el equilibrio intestinal combatiendo el estreñimiento.
    • Algunos alimentos ricos en prebióticos son el ajo, los espárragos, los plátanos, las almendras, etc.

los prebióticos sirven de sustrato a los probióticos